Conozca a Ettore Steccone

Ettore Steccone nació en una pequeña villa en las montañas en el norte de Italia en 1896 y vino a los EE.UU. por primera vez en 1922, después de servir en el Ejército italiano durante la Primera Guerra Mundial. Vino a buscar fortuna y escogió la limpieza de ventanas como su profesión. Se convirtió en un elemento permanente de la ciudad, manejando su motocicleta Indian con una escalera sobre sus hombros con una cubeta colgando de su extremo.

Aunque disfrutaba su trabajo y la libertad que le proporcionaba, no le gustaban las herramientas con las que tenía que trabajar. El pesado limpiaventanas de acero con su doble hoja de goma y doce tornillos para sujetarlo era voluminoso y, francamente, no hacía un buen trabajo. El tuvo una mejor idea.

Mientras limpiaba ventanas, y con la ayuda de su esposa, que desempeñaba el trabajo de portera, empezó a hacer pequeños ajustes a su idea para un nuevo y revolucionario limpiaventanas: una herramienta en forma de T, fabricada de latón con una sola hoja de goma con una abertura de precisión que secaba las ventanas prácticamente sin rayones. Después de mucho ensayo y error, patentó su novedoso limpiaventanas en 1936 y lo apodó NEW DEAL.

Con un pequeño taller en el garaje en la parte posterior de su casa, empezó el proceso de fabricar su innovación, tratando de averiguar cómo un inmigrante italiano sin educación iba a convencer a otros limpiadores de ventanas de que usen sus productos. Inicialmente, se acercó a algunos comerciantes especializados en productos de limpieza de ventanas. Eran escépticos. Le dijeron que el limpiaventanas era demasiado pequeño, demasiado ligero y que nunca podría convencer a otros para que usen su novedoso NEW DEAL.

Uno de los proveedores más grandes y conocidos de herramientas para limpieza de ventanas en ese tiempo era la compañía J. Racenstein, ubicada en la ciudad de Nueva York. Ettore les llevó su producto y lo rechazaron rápidamente. Esta vez sin embargo, Ettore hizo una apuesta con el propietario. Le apostó el mejor sombrero en la ciudad de Nueva York, que dentro de un mes, la compañía J. Racenstein le suplicaría que le vendiera su nuevo y revolucionario limpiaventanas.

Con esa apuesta en mente, Ettore empezó a dar su nuevo limpiaventanas a todos sus compañeros limpiadores de ventanas, pidiéndoles que lo probaran por un sólo día en el trabajo para que vean si no estaban de acuerdo en que su herramienta era muy superior a cualquier cosa que estuvieran usando actualmente. Su plan de mercadotecnia funcionó. Los limpiadores de ventanas empezaron a preguntar dónde podían comprar el nuevo limpiaventanas de Ettore y él les dijo que se contactaran con la compañía J. Racenstein.

Ettore siguió fabricando y enviando su producto desde su garaje hasta comienzos de la década de 1950, cuando él y sus cinco empleados se mudaron a su primera fábrica verdadera. Las cosas no siempre funcionaron sin problemas para este hombre trabajador y resuelto. La pérdida de su patente, la violación de su nombre, los conflictos mundiales que causaron escasez de metal, lo que a su vez podía retrasar la producción de su limpiaventanas; todas esas cosas que podrían derrotar a otros hombres, solo sirvieron para hacer perseverar a Ettore. Su NEW DEAL tomó un nuevo nombre y se convirtió en el ETTORE Master y en un nombre que se hizo conocido en todo el mundo.

Ettore vivió para ver cumplido su sueño americano. Vio a su familia prosperar y a su compañía ganar el reconocimiento en todo el mundo como el fabricante de productos de limpieza de ventanas de calidad que garantizaban dejar las ventanas completamente brillantes y sin rayones.

Murió en 1984 a la edad de 87 años. Hoy su familia continúa su legado, proporcionando productos de calidad no sólo al profesional sino también a los propietarios de hogares en todo el mundo.

Regresar a la página anterior

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)